AJEDREZ. 4º clasificados en una dura competición

El capitán del equipo en un alarde de generosidad ha tenido a bien dejarme hacer la crónica de la última ronda de la Liga Vasca. Para seguir con la tradición Luisda llegó tarde 17 minutos, lo cual según un estudio de una universidad americana es un signo de las personas de éxito, lo que compensa el tiempo de espera del equipo.

Durante el camino, entre las innumerables anécdotas con las que Roi  nos obsequia, destaca la de que han descubierto los genes de la inmortalidad en unas medusas y que probablemente dentro de unos años, los humanos podrían vivir cientos de años. Yo le doy la razón, es más le digo que no habrá hambre en el mundo, todos ganaremos 6.000 € al mes, seremos más altos y guapos, y tendremos un chalet en la playa. Ante estos irrebatibles argumentos basados en rigurosos estudios científicos este tema queda zanjado.

Llegamos a Getxo, dónde nos esperaba el equipo de Tudela, al que hay que felicitar por su ascenso a División de Honor, para compartir comida y paseo antes del comienzo de la ronda.

Los detalles técnicos de las partidas los dejo para Roi, ya que mi edad, desconocimiento y memoria me impiden llegar a más. De la de Roi sólo me acuerdo del final, que tampoco tenía mucha historia porque tenía dama y torre de más y el rival no abandonaba!.


Momento clave donde las negras (Roi) hacen Ce3! y consiguen clara ventaja.

Luisda fue apretando poco a poco, y en un momento el rival sacrifica material para liberarse, pero Luisda remata jugando sólido, y ya le quedan pocos puntos para ser Maestro Fide.


Momento clave de la partida de Luisda, que hace Ah3! seguido de Dc2!, y tras capturar en f5 y Tg5 clara ventaja.

Mi partida empieza con una Defensa de los 2 Caballos: 1. e4, e5 2. Cf3, Cc6. 3. Ac4, Cf6; pero en la siguiente en vez de jugar Cg5, me juega d3, con lo cual se queda una posición algo sosilla. Sigue 4. …, Ae7 5. 0-0, d6 6. c3, 0-0 7. a4. Aquí juego d5 para abrir un poco la posición, pero creo que es precipitado, quizá era mejor jugar primero a6. La posición estaba más o menos igualada hasta que me quedo sin tiempo y omito una jugada y pierdo de corrido.

A José Manuel le juegan una Alekhine, en la que rápidamente se cambian casi todas las piezas, y se llega a un final de torre y alfil del mismo color, en el que José Manuel tiene un peón pasado, que gana con oficio y paciencia.


Momento clave en la partida de Jose Manuel (que juega con blancas) donde las negras no hicieron Tc2! con ventaja en el final, sino que jugaron de forma pasiva y Jose Manuel terminó ganando.

San Juan acaba en un meritorio 4º puesto la Liga Vasca, ya que Sestao (ganador este año) y Gros están en otro nivel. Yo doy gracias a Dios de que se acabe porque he hecho un torneo penoso y porque así dejaré de pagar cañas.

Hay fotos disponibles de la jornada y de la clausura, por cortesía de Alberto Ortín pinchando aquí.

Hasta el año que viene, ¡Aúpa San Juan!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *