AJEDREZ. CAEMOS EN ORVINA

12:00. Que vivan los novios! San Juan y Orvina tienen una relación de muchos años, con sus más y sus menos, con constantes discusiones en el tablero en donde unas veces ganan unos y otras veces ganan los otros. Como en ninguna relación existe la igualdad del todo… siempre hay una parte que suele salir ganando de forma habitual. En este caso Orvina es el dominante, aunque en San Juan intentamos darlo todo para mejorar.

14:00. Las bandejas empiezan a salir llenas de aperitivos deliciosos. Alguno ataca frontalmente a la bandeja de las bebidas mientras otros preferimos degustar las croquetas de chipirones u otros manjares ofrecidos, antes de que el alcohol nuble el paladar y empaste las papilas gustativas. Javi Perez sale a calentar por Mendillorri, pero cuando lleva solamente 12 kilómetros y todavía no ha desgranado ni una gota de sudor, se para un momento y se dice a sí mismo: «coño, que hoy es ajedrez, la carrera es el finde que viene… maldita boda…maldito Roi…». Vuelve a casa, abre el cajón, desempolva el boli de la suerte, da besos a sus hijas y promete que volverá con más pelo.

15:30. Milhojas de terrina de foie caramelizado. En Orvina seguro que los tableros llevan ya 24 horas preparados para la batalla. Allí no hay nada que desempolvar ya que la actividad del club es constante, golpes de tenedores en la mesa y cánticos motivadores. Bayo ya está de camino, sin entender muy bien qué ha sucedido. «Me federo en San Juan para jugar partidas con gente diferente… y me van a poner contra Mikel, mi compañero de entrenamiento?…maldita boda… madito Roi.. Por cierto papá, ¿la gente por qué se casa?». No pasa nada, se pone los auriculares, deja que su padre conduzca y se evade de la realidad durante una larga hora.

16:30. Brick de pato y porcinis con salsa Cumberland. Los porcinis dieron pistoletazo de salida. Lo que era un debate con palabras se hizo silencio y se transformó en una batalla en el tablero. Sorpresas en las caras de Orvina al ver que faltaban dos primeros espadas («viva los novios!! y los 88 invitados jalearon descontroladamente»). Sorpresas en las caras de San Juan porque faltaban sus «viejas glorias» orvineras habituales («maldita boda…»).

img-20161015-wa0005

Jesús no comprendía nada. «Ayer estaba en Alicante en la playa y aquí estoy lleno de porcinis jugando al ajedrez… espero que al menos me hagan la apertura Philidor Cumberland que la tengo bien mirada. Pero… ¿Navarrete quién es? Pone cara de que me dar una paliza de cuidado. Igual pido tablas y llego a tiempo a la barra libre…».

17:30. Rape estilo Orio. Podríamos dejar este plato para la Liga Vasca… sí, pero aquí estamos. Luisda está pensando bastante en una posición donde tiene pinta que se va a quedar peor. «Por qué no habré hecho caso al rape gallego de Roi y jugarle francesa a Unai… maldita boda…fijo que el gallego ya la está liando)

img-20161015-wa0013

Bayo piensa: «Joder, el viaje está valiendo la pena, he quedado de puta madre! Y eso que he jugado la sosez de catalana» (Nota de redacción: Lamento el vocabulario empleado, estos jóvenes de hoy en día…).

18:15. Sorbete de limón. Como para mezclar cavas estoy yo… pero mucho peor está Irañeta, que debe tener pesadillas con Javier Sevilla… algo le habrá hecho en su infancia. Y eso que le hizo la apertura moderna, sin cava ni nata por si acaso hay alguna intolerancia indeseada.

img-20161015-wa0006

18:45. Lasaña de Solomillo con hongos. Así como suena, de la posición de Lizu donde había un ataque prometedor y el rey de Cinza no podía abandonar el centro del tablero, empezaron a salir setas que hicieron desaparecer todos los peones centrales del pequeño Lizu. Mientras tanto él seguía pensando en monosílabos.

Borja no quería complicaciones y se quería comer a Monje poco hecho, sin contemplaciones. Corrió con un peón hasta casi el final, ignorando la trufa y la salsa idiazábal que aderezaban el resto del tablero. Esta catalana no salió bien.

img-20161015-wa0014

19:30. Tulipa de Parfait con Yogurt. Javi Perez tuvo que preguntar a su rival, Tomas Ducret, el significado de este postre, mientras iba calculando si podría llegar en bici hasta su casa en Francia para vengarse. «Apenas serán unos 300 km supongo, todavía me da tiempo a parar un rato en Hondarribia y hacerme un par de largos».

Jose Manuel brindaba con sus recuerdos. «Con lo bien que estaba yo jugando en mi equipo de Balsameda de 5ª división regional… maldita boda…» mientras Urriza desgranaba el Ad3 de la francesa que se está poniendo de moda. Los resultados empezaban a llegar a través del mundo tecnológico. Yo no recuerdo más allá de las 20:00 horas, lo típico, un baile, muchas cosas de las que arrepentirse al día siguiente y un domingo de hibernación que desaparece del calendario.

Finalmente derrota abultada por 5,5 a 2,5 frente a un Orvina que ahora tendrá que verse las caras con los jóvenes de Santa Ana que vienen muy fuertes!

Luisda – Unai: 0-1
Bayo – Mikel: 1-0
Jesús – Navarrete: 1/2
Jose Manuel – Urriza: 0-1
Javi Perez – Ducret: 0-1
Iker – Sevilla: 0-1
Borja – Monje: 1-0
Lizu – Cinza: 0-1

Un pensamiento en “AJEDREZ. CAEMOS EN ORVINA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.