AJEDREZ. LIGA VASCA. SESTAO NOS TRAE A LOS CRACKS

Esperábamos que el Sestao intentase afianzar su primer puesto trayendo a un profesional, alguno de los muchos cracks que tienen en su plantilla. Lo que no nos esperábamos es que trajesen a 2! Pero no vayamos tan rápido, que el día fue más largo.

A eso de las 11:15 partimos rumbo a tierras sestoarras. Como está de moda y nosotros no vamos a ser menos, tras intentar vacilar un poco al joven del equipo, nos pusimos a hablar de política, entre otras cosas. La conversación fue entretenida… que incluso cuando nos dimos cuenta habíamos entrado en Bilbao. Supongo que es la costumbre, ya que los últimos dos fines de semana nos había tocado visitar la ciudad.

Dimos un par de paseos y llegamos finalmente a vislumbrar el Hotel Naval, tal como lo podéis ver en la foto.

imagensestao

¿Como? ¿que no lo veis bien? Pues ahí más o menos nos dejó el GPS del móvil. Tras verlo allá al fondo, descubrimos que teníamos que superar innumerables aventuras para llegar. Era la primera prueba de una jornada que aspiraba a ser dura.En un momento dado, mientras todo el equipo decidió ir a la izquierda, el conductor ejerció su condiciónd e capitán e ignoró los consejos y se fue a la derecha. Tras dar una serie de vueltas, marchas atrás, saludando al coche patrulla escondido (a saber de quién se escondían)… decidimos que haríamos un último esfuerzo para llegar al Hotel y comer allí porque ya nos estábamos quedando sin tiempo.

Finalmente tras pasar unas cuantas veces por la misma rotonda, conseguimos llegar al Hotel en cuestión, tal como se ve en la foto.

hotel-naval-sestao Ahora sí estamos.

Felices de nuestra llegada nos llegó la segunda prueba del día. En ese Hotel perdido entre astillero y barca de remos, con sus tres plantas, su cafetería, su sala de juego preparada para cienes de frikis del ajedrez… no tenían servicio de comidas.

Casualmente nos cruzamos con el otro equipo navarro, el Orvina, que todo apuntaba que estaban pasando las mismas pruebas que nosotros. Ellos mismos nos transmitieron el mensaje de recepción del Hotel. «¿Ves aquel muro con grafitis de allí arriba?» (si, muy arriba). «Pues detrás del muro os darán de comer».

Nos deseamos suerte, escondimos nuestro anillo poderoso, y emprendimos de nuevo la búsqueda del camino. Cuando llegamos al muro con grafitis (no preguntéis cómo), nos dimos cuenta que detrás del muro… sólo había otro muro. Alguno sugirió que el capitán orvinero nos había intentado despistar mientras ellos encontraban desesperadamente la única mesa de comedor abierta en el pueblo. Conociendo las costumbres de algún gallego del equipo orvinero (tal como se puede ver en las crónicas del magnífico blog blaszeta.blogspot.com.es) no me extraña que quieran garantizarle alimentación y entendimos la jugada.

Tras superar nuestro complejo de superioridad ajedrecistico de sabelotodos, decidimos hacer lo que hace la gente normal, preguntar por un sitio para comer.

«Ufff, para comer… tirar p’arriba»

Ese mensaje se repetía una y otra vez. ¿Cuantos «arribas» hay? Unos chicos majos que estaban de poteo nos señalaron el pasadizo secreto para poder llegar a «arriba». Seguimos sus instrucciones, sorteamos los peligros viandantes y vislumbramos nuestro pasadizo.

IMG_20150307_141402

¡Escaleras mecánicas para llegar! Así os podéis imaginar lo arriba que estaba todo.

Pero todo lo que sube baja. Tras un buen menú y una buena charla, el tiempo ya se nos acabó y teníamos que volver rapidamente a la sala de juego. Los rivales:

– Ruslan Ponomariov: Un excampeón del mundo tuvo que vérselas con nuestro primer tablero piscinero. La apertura fue rara, en la jugada 5 ambos jugadores pensando por donde sacarlas. En la jugada 20 al excampeón del mundo le quedaba bastante poco tiempo en el reloj y una posición algo incómoda. Roi se sentía a gusto, ya que sacrificó un par de peones que el ucraniano no se atrevió a comer. Eso le creció, se emocionó, pero como habíamos dicho antes, todo lo que sube baja, y tras sacrificar un tercer peón, en este caso se lo comió. Se llegó a un final que curiosamente es tablas, pero como Roi pensaba que estaba perdido… pues jugó de cualquier forma dejándose todo.

IMG-20150307-WA0001 El resto del equipo ya había terminado y quedaba Roi en este final.

roi Con Rb2 y jugando un poco fino, las blancas consiguen tablas.

Romain Edouard: El Gran Maestro frances vino para intentar doblegar al joven Luisda, que no tuvo peor idea que entrar en una batalla teórica…que perdió con facilidad. Tras quedarse peor, el Gran Maestro no perdonó.

Gabriel Del Rio: Gran Maestro ultra conocido, habitual en el equipo del Sestao y que ha jugado todas las partidas. Iñigo jugó su apertura secreta (que pasará a los anales de la historia), se quedó con una posición cómoda, cambiaron damas, seguía cómodo (aunque Iñigo sin damas es como CR7 sin penalties). Siguió el juego y de pronto… tablas!!! El equipo estrenaba su casillero, ¿acaso alguien pensaba que nos iríamos con un rosco?

Mario Gomez: Gran Maestro mítico, un sabio nervioso apasionado del ajedrez. Adrian Aldave, su humilde rival, reconocía después: «Yo estaba bien, me sentía cómodo…pero me dejé la dama de repente, soy un paquete».

Tras la derrota contra el Sestao pudimos conservar nuestra cuarta plaza, detrás de un Orvina que hizo un torneo impoluto, tanto en la División de Honor como en la Primera División.

Finaliza así una emocionante competición en la que descienden Abadiño y Urnieta, que esperemos volverlos a ver pronto en la máxima división.

Clasificaciones y resultados en la web oficial.

Un pensamiento en “AJEDREZ. LIGA VASCA. SESTAO NOS TRAE A LOS CRACKS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.