AJEDREZ. VENCEMOS A OBERENA

Este domingo 6 de noviembre asistí en Olite a una serie de conferencias de ajedrez que podrían definir el disputado encuentro contra Oberena.

10:15 – «Ajedrez e inteligencias múltiples» (Juan Carlos Chacón) No hay mejor forma de definir la partida de Jesús frente a Miguel Muñoz, en la cual se desarrollaron simultáneamente unas cuantas inteligencias:
– Inteligencia intrapersonal: Sólo Jesús sabe cómo pudo gestionar sus emociones internas tras salir a fumar con tranquilidad y al volver de satisfacer sus necesidades viciosas encontrarse con un Axc7 brutal incrustado en el tablero.
– Inteligencia lingüística: ¿Cómo puede pasarse dos horas más sufriendo una posición con peón de menos sin utilizar verbos como «cagarse en…» y derivados?
– Inteligencia musical: Para soportar semejante posición, dudo que existiese otra manera que no sea tarareando internamente laguna melodía pegadiza (como No cambié de Tamara).
– Inteligencia lógico-matemática: hummm, esta creo que no, dudo que haya calculado más de dos seguidas.
…etc.
Derrota de Jesús.

10:45 – «Ajedrez y creatividad» (Jorge Baron): Decidí hacer «b3» de jugada uno. Ya, muy creativo no parece aunque creo que es la primera vez que lo hago en mi vida, pero Aurelio decidió hacerme un sacrificio de peón en la jugada 8 que, como dicen en mi pueblo, «nin a cheirei». Me lo comí gustosamente, eso es cierto, pero siempre es bueno que, tras finalizar la partida, en el análisis posterior («creando» en el bar se podría decir) ambos teníamos un exceso de optimismo en nuestra posición. Yo me quedaba con la mía y el con la suya, así sin reparos. Por supuesto, aunque sea algo contradictorio, ninguno de los dos tenía la razón.
Tras cambiar damas me impuse en el final sin mayor dificultad.

11:10 – «Sin pasión no hay apretón» (Jesús Osorio): Bonito título para definir la posición de Luisda. Hizo un Cb6 en la Nadjorf que espantó a dos arañas del techo y un moscarrón de la ventana. Cortés apretó de lo lindo, pero hay algún dicho similar a «quien mucho aprieta poco abarca» (o es al revés?). Ventaja posicional que Cortés no supo trabajar con paciencia y Luisda metió una serie de trucos diabólicos que terminó ganando la dama y la partida.

11:30 – «Presentación del OCACHESS» (Miguel Malo): Así funcionan las partidas de Lizu normalmente. Es como tirar los dados y esperar que te toque la oca para poder tirar otra vez. En la jugada 15 había dos peones de Mariano en e6 y d6, defendidos por uno de c5. Pero Lizu juega en casa y tiene el dado trucado. Empezó a ventilarse los peones hasta que Mariano, una vez perdidos, decidió sacrificar un alfil (le tocó un 1 en el dado) que Lizu se comió sin reparos. Asombroso, Lizu no sacaba más que 6 en sus tiradas e iba avanzando sorteando las trampas. Mariano no tuvo más remedio, tiró el dado, salió un «b4» que se dejaba un caballo limpio y cayó en la casilla de «retrocede a la casilla de inicio». A rendirse y colocar las piezas.

12:15 – «Ajedrez con niños de AACC y NNEE» (Carlos Soler) Niños de altas capacidades y de necesidades especiales. Bayo no sé si necesita algo, pero está demostrando una capacidad muy alta de mejorar día a día. Parece infranqueable en sus partidas y no perdona ni una. También es cierto que no recuerdo haberlo visto jugar con negras, pero bueno, son cosas de los equipos. Partida muy buena ante Ugalde que terminó con un remate chulo coronando un peón.

12:40 – «Jugar a pensar» (Raúl Vicente): Está claro no? No puede ser otro. Esta va por ti Jose Manuel. Él no juega para ganar la partida, ni siquiera para pasarlo bien, ni aprender… él sólo viene a las piscinas para PENSAR. ¿Qué en qué piensa? Pues a saber, eso no está demostrado, pero sí hay pruebas fehacientes de que piensa…y mucho!
Una francesa de Unanua donde parece que le han pillado en la apertura, pero en mi estancia en el bar (creando con mi rival os recuerdo) pasaron muchas cosas raras que le llevaron a una posición con calidad de menos pero con muy buena pinta. Los apuros de tiempo son malos consejeros y terminó perdiendo.

13:15 – «Las transversalidades del ajedrez» (Joaquín Fernández) El ajedrez tiene múltiples beneficios, pero también transversalidades. Por ejemplo, se puede jugar la partida pensando en con qué licor vas a acompañar la cena, o incluso en qué momento debes aceptar las tablas ofrecidas por Viñal antes de quedarte perdido y sin tiempo. Desde el punto de vista de complejidad computacional, el operador transversal es ineficiente, pues crece exponencialmente en función del tamaño de la entrada. ¿Queda claro no? Sin embargo, desde el punto de vista de Borja, examinemos los tiempos transversales:
– 30 primeros minutos: Juego la apertura y me voy a fumar.
– 30 siguientes minutos: Hago una jugada o… si me la juego mucho… dos! y me voy a fumar.
– 30 siguientes minutos: Cuando me doy cuenta que me queda 1 minuto en el reloj acepto las tablas y me voy a cenar.

14:00 – Clausura y entrega de premios: Ese es el papel de Iker este año en el equipo. Entrega puntos por doquier. En esta ocasión trajeron a Yaben de China para jugar una escocesa (viva la globalización). Iker demostró no tener muy claro cómo sacar las fichitas que se quedan atrapadas en el flanco de dama y Yaben ganó por el otro lado. Buena partida del exiliado que ni siquiera nos hizo el feo de quedarse a cenar con nosotros, no vaya a ser que nos tenga toda la noche contándonos historias de los chinos, y lo que quería Diego Blanco (aspirante al ajedrez creativo) era enseñarle a jugar al pasapiezas a Carlos (aspirante a novato) porque paralelamente a estas conferencias había un campeonato de pasapiezas!

Victoria por la mínima que ni nos ayuda a luchar por nada ni a dejar de luchar por todo.

Gran paellada nocturna tras el encuentro con algunos integrantes de Oberena (no todos los que Mariano prometió) y algunos piscineros.

Aupa San Juan!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.