Ajedrez: Vencemos pero no convencemos

Ya lo dijo el recientemente fallecido Umberto Eco. «No hay nada más nocivo para la creatividad que el furor de la inspiración». Así debió sentirse Miguel Argaya en su breve pero intensa partida del sábado frente al joven Manex Reguillaga. Un momento de inspiración y se aventuró en una captura equivocada, creándose a sí mismo que la dama le quedase atrapada. Derrota muy temprana que mermaba un poco los ánimos del equipo, ya que, a pesar de las numerosas bajas, viajamos a Burlada con intenciones de meter el máximo resultado posible.

Iker, a su vez, recordará cabizbajo a Oscar Wilde, cuando dijo que «ningún gran artista ve las cosas como son en realidad; si lo hiciera, dejaría de ser artista». Nadie sabe cual era la realidad de Iker al entrar con blancas en una posición inferior gratuitamente (una francesa del avance muy mal planteada), pero si no lo hiciese así, no sería lo artista que es. Otra derrota y 2-0 en contra. Menudo panorama nos esperaba, ya que las demás partidas tampoco parecía que estaban para tirar cohetes!.

Ya que estamos parafraseando, soy algo friki de determinados personajes históricos, a los cuales recomiendo encarecidamente leer. Prometo poner sólo una frase por partida, que me vienen a la cabeza cuando me encuentro en ciertos lugares. Para no herir sensibilidades, aclaro que las frases no tienen relación con los jugadores en cuestión.

«Quien habla mal de mí a mis espaldas mi culo contempla» (Wiston Churchill). Me quedé con un peoncito de más pero en una posición nada sencilla de materializar. Por tanto decidí aventurarme en un ataque al flanco de rey, con sacrificio incluido que no aceptó mi rival Aitor Martinez. En un momento de despiste me dejé una continuación de tablas! que por suerte omitió mi adversario. Tras llegar a un final de torres con peón de más conseguí imponerme, siendo al última partida en terminar.

«A menudo me he tenido que comer mis palabras y he descubierto que eran una dieta equilibrada (Wiston Churchill)» Jesús cumplió en una carokan irregular hecha por Forján. Se quedó con pareja de alfiles y para mi gusto trabajó la posición de manera exquisita, encontrando la mejor forma de sacar el potencial a sus obispos. Muy buena partida.

«Lo que no quieras que los otros te hagan a ti, no lo hagas a los otros. (Confucio)»
Y el pequeño Lizu tendrá que preparar la apertura moderna, porque se la hacen hasta en el colegio. Pedchenko no se enrocó y tras unos golpes tácticos, Lizu escogió muy bien un final con torre a cambio de dos caballos que no tenían casillas decentes. Buena partida y punto para San Juan.

«No son las malas hierbas las que ahogan la buena semilla, sino la negligencia del campesino (Confucio)»
Jose Manuel pensó y pensó en una escandinava algo pobre donde se quedó algo peor. Pero la partida se complicó, parece que cada uno sólo veía la mitad del tablero y Oedi se dedicó a jugar por el flanco de rey mientras Jose Manuel por la flanco de dama. Finalmente consiguió coronar un tiempo antes, que fue suficiente para llevarse el punto.

«El secreto de la vida es la honestidad y el juego limpio, si puedes simular eso, lo has conseguido (Groucho Marx).»
Mikel Beaumont tuvo que simular cosas peores… no sabía qué cara poner para que el joven Oier no se diera cuenta de que se veía totalmente perdido. Menudo plan de Mikel, lanzando él peón «c», el cual le bloquearon sin dificultad y el blanco atacaba a placer en el flanco de rey. Cuando sólo había que rematar la faena, Oier se equivocó y no tenía más que tablas por continuo. Con buena actitud de lucha continuó buscando la victoria, pero como muchas veces nos ha sucedido a todos… terminas palmando. Punto para San Juan.

«Nunca pertenecería a un club que admitiera como socio a alguien como yo (Groucho Marx)»
Diego Blanco puso en práctica la inglesita que estamos estudiando en las sesiones de entrenamiento. Sí, lo sé, vaya cosas más rancias que enseño a veces. Dominó estratégicamente a Leire, y a pesar de que cometió algún error, tuvo la partida muy controlada en todo momento. Buen punto.

Finalmente 6-2 a nuestro favor, que nos sitúa de terceros clasificados. El club emergente Santa Ana de Tudela puede dar la campanada si se impone a Orvina (que no parece fácil). A nosotros nos interesa un resultado ajustado entre ellos para ver si tenemos alguna opción de algo (aunque a estas alturas está muy difícil).

Aupa San Juan!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.