Partido en ‘Anaita’ para olvidar

Partido para olvidar el que ofreció el Segunda B de fútbol sala en la última jornada del 2022. Los nuestros cayeron con claridad y contundencia en la visita al Pabellón Anaitasuna en el derbi navarro del barrio de San Juan.

El encuentro comenzó con una clara ocasión de Simón, que erraba en el mano a mano y que a la postre iba ser un espejismo, ya que los locales se adelantaron en el marcador alcanzado el minuto siete. El gol vino tras una pérdida en la salida de balón. Después, en minuto 14 Anaitasuna aumentaba la renta tras una buena transición en ataque al recoger un córner visitante.

El partido transcurría claramente a favor de Anaitasuna, ya que San Juan no se encontraba en el campo y apenas creaba opciones de gol como para acercarse en el luminoso. Asís e llegaba al último minuto de la primera mitad, momento fatídico para los nuestros, ya que Txoro era expulsado por protestar al colegiado y este en apenas treinta segundos le sacaba dos amarillas. En la inferioridad los locales no perdonaban y hacían el 3-0, para después marcar el cuarto de doble penalti a segundos del descanso.

Con el 4-0 en contra se iniciaba la segunda mitad, en la que se pudo ver a un San Juan distinto, Quizás también por la relajación local, dado que la distancia era de cuatro goles, Los verdes atacaban con todo pero sabían que en cualquier error o acierto local la distancia sería mayor. Pese a intentarlo en el minuto 24 otro gran gol local tras una buena jugada individual de Íñigo suponía el 5-0. Los nuestros lo seguían intentando pero el buen hacer de Aguerre y los postes hacían que no fuera el día de la AD San Juan., Más aun cuando en el minuto 29 un saque largo del meta acababa incomprensiblemente con el balón en el fondo de la red (6-0). Era un castigo durísimo para los nuestros.

Mario haría el gol del honor un minuto antes de concluir el encuentro. Derrota sin escusas donde hay que felicitar al rival, ya que estuvo a la altura del derbi y los nuestros no.

Así lo analizaba Iker Bizkai: «Ha sido un partido para olvidar. No hemos estado en ningún momento dentro del partido. Encima si Anaita se pone por delante y con ventaja, es imposible. La gente igual se queda con algún detalle arbitral, pero yo no, Algunos días te dan y otros no, así que toca dar la cara y apechugar con lo que hemos hecho, yo incluido. Me ha sobrepasado el partido y pido disculpas a nuestra gente y a nuestro club. Durante la semana tampoco he estado bien y no he buscado la fórmula para echar el resto. Los chicos están reventados y no les he ayudado. Si estoy cabreado es por mí. Ellos llevan un mes y medio en las piernas con mucha carga y han hecho sobresfuerzos terribles. Hoy lo han pagado. Ahora llegan días de fiesta donde buscaremos la desconexión con nuestra gente. Descansar mucho e intentar llegar con las pilas cargadas a la vuelta, porque se ha visto en que liga estamos y si no estamos bien, lo pagaremos cada siete días. Aúpa San Juan y feliz Navidad para todos. Volveremos».

Los comentarios están cerrados.