Pellicer Cuelga las Botas.

PELLICER: «ME HICIERON SENTIR MUY A GUSTO EN LA DESPEDIDA»

LaTercera 28/06/13

Rubén Pellicer se despidió del San Juan después de más de una década en el club en dos etapas.

 

Rubén Pellicer (25/03/1984) abandona el fútbol, prácticamente obligado por las lesiones, después de que el San Juan cuajara la mejor temporada de su historia. Afirma que nunca olvidará su despedida de la Agrupación Deportiva.

¿Cuántos años llevabas en el San Juan?

No sé si son 12 ó 13 años los que llevo en el club. Desde los 8 ó 9 años hasta cadetes. El segundo año de cadete ya jugué en taponar, donde estuve cautro años, hasta División de Honor. Hice la pretemporada con el Promesas y luego me cedieron al Iruña. Allí estuve tres años, luego pasé una temporada en la Mutilvera y ahora otros seis en San Juan, de nuevo.

¿Por qué tantos años en este equipo?

La gente, el grupo, el ambiente… este vestuario es una piña. Y nos ha ido bien. Disfrutamos mucho. Siempre hemos tenido buenos equipos en San Juan. Sin ir más lejos, el año del ascenso estaban Beñat, Jorge Armendáriz, Rives (el mayor), Fermín Úriz… Luego el club siempre ha tirado de cantera y el equipo siempre ha respondido.

¿Y por qué lo dejas ahora?

Creo que ya son muchos años. Pero sobre todo lo dejo por las lesiones. El año pasado me dijeron que tenía una hernia discal en el cuello y que tenía que dejar de jugar. Estuve dos o tres meses jodido. Este año he estado a duras penas. Te das cuenta que lo primero es la salud. Así que principalmente lo dejo por las lesiones. Tenía correa todavía, aunque lógicamente ya no era lo mismo.

Lo dejas habiendo sido campeón de Tercera…

Esta temporada ha sido increíble, nadie pensaba que íbamos a ganar la liga, ni el más optimista de San Juan. Parecía imposible. Para nosotros, jugar la Fase de Ascenso ya era un premio. Ganar la liga fue un subidón.

¿Y muy cerca de conseguir incluso el ascenso?

Es verdad que estuvimos a sólo un paso. En casa empatamos a cero con el Puerta Bonita, el primer equipo de Madrid. Ese era nuestro objetivo, no encajar ningún gol en casa. Después, allí con 1-0 tuvo una Rives muy clara de cabeza que no entró en el 93. Y en el 98 también la tuvo Iriguíbel. Pero no quiso entrar. Y era el primer equipo de Madrid, que se supone que era de los más fuertes. Nos quedamos muy orgullosos de la eliminatoria que realizamos. A algún directivo le habrían entrado sudores fríos si llegamos a subir… Para nosotros la Fase de Ascenso era un premio, nuestro objetivo no era, ni mucho menos, subir de categoría.

Además, tuvisteis la oportunidad de jugar contra un histórico.

Después jugamos en Compostela, ante un mítico equipo y n un gran estadio. Es verdad que los jóvenes quizás no se acuerden de que el Compostela estuvo en Primera, pero yo he visto meter a Ronaldo allí un golazo. Había un ambiente muy bueno con 3.500 personas todo el rato animando. Una pasada, aunque tampoco pudo ser. Es verdad que se te queda la espina de qué habría pasado si terminamos el partido 11 contra 11. Ellos eran mejor equipo, pero estábamos muy bien hasta la expulsión.

¿Era la primera Fase de Ascenso para ti?

No, era mi tercera Fase de Ascenso. La primera la jugué con el Iruña, mi tercer año allí. Además, también la jugamos en San Juan curiosamente. Estaba recién acabado el campo y nosotros no podíamos jugar la Fase en nuestro campo, por aquel entonces jugábamos en Berriozar. Perdimos 1-2 contra la Gimnástica de Torrelavega y en Cantabria perdimos 3-0. También jugué otra con la Mutilvera contra el Girona.

Aquel Iruña tenía muy buen equipo con Aznar, Ederra, los hermanos Berriozabal, Asiáin, Larraburu, Ripi… y había muy buen ambiente en el vestuario. Es lo más parecido a San Juan. Lo que pasa es que yo estaba recién salido y quizás no lo disfrutara tanto como ahora. Al final, estos equipos en los que no hay dinero hay muy buen ambiente. Al final es lo que te queda del fútbol, la buena relación que tienes con mucha gente y los amigos que te llevas.

Has pasado por tres clubes en Tercera. ¿Con qué ambiente te quedas?

El ambiente del Iruña y del San Juan es totalmente diferente al de la Mutilvera, al menos de la que me tocó vivir a mí. La Mutilvera es más profesional y el jugador va más a lo suyo. Hay más competitividad y más competencia en el vestuario, aunque también la hay en otros equipos. En esos equipos cada uno mira más por sí mismo que por el compañero. En el San Juan se mira más por el grupo.

Al final, con lo que te quedas del fútbol es con los amigos, con la gente que has conocido y con los recuerdos. En diez años en Tercera conoces a mucha gente y tienes relación con mucha. Eso es primordial. Aunque obviamente, lo deportivo también es importante, por eso juegas.

¿Con qué año te quedas?

Como he dicho, el ambiente de Iruña y San Juan eran parecidos. La diferencia es que yo llegué al Iruña siendo muy joven y me dejaba llevar por los veteranos. Ahora es al revés. Quizás me quedaría con estos últimos años de San Juan por eso.

Los jugadores que han dejado siempre están ahí. Vienen a vernos, entran en el vestuario, vienen a las cenas… Por ejemplo, Mendióroz es el actual segundo entrenador. Ucle es el segundo del Regional…

¿Cuántos entrenadores has tenido en Tercera?

Sólo he tenido dos entrenadores en Tercera. La verdad es que es muy complicado sí. Ubasos era un enfermo del fútbol, le encantaba la Tercera y la conocía muy bien. Sabía mucho. Los resultados están ahí. Bebeto es muy parecido en ese sentido. Conoce muy bien la Tercera y le gusta mucho el fútbol. Sin embargo, tiene otro trato. Sabe manejar mejor el trato con la gente. Hace más piña y sabe hacer ambiente en el vestuario. La diferencia es que Bebeto ha jugado a fútbol y sabe hasta dónde te puede exigir y qué cosas puede pedirte y qué cosas no puede. Sabe cómo funciona todo esto.

Hablas muy bien de tu entrenador…

La prueba es que en estos casi ocho años que lleva, no conozco a nadie que se haya ido quemado con él. Han venido veteranos también y Bebeto no les ha pasado ninguna y no se han ido quemados. El caso de Aritz Echeverría es curioso. Bebeto le ha entrenado desde los 7 años y lleva toda la vida con él. Si él no se ha quemado… Sabe llevar a las personas.

También sabe diferenciar muy bien la juerga del entrenamiento. Entrenando es muy serio y luego es el más cachondo, el que mejor se lo pasa.

Es extraño que Bebeto no haya salido a un equipo con mayores aspiraciones, con las grandes temporadas que ha hecho en San Juan. ¿Por qué crees?

Yo pensaba que era el último. Son muchos años en un mismo equipo. Oportunidades de salir ha tenido. Sobre todo los primeros años, pero pensó que podía mejorar en San Juan. Desde luego, ya no se puede mejorar más… Este año me parece que ha estado tentado por el Promesas. Al final han elegido a Lerga y punto. También es verdad que hemos acabado tarde y es más difícil.

Cambiando de tema. Supongo que es ahora cuando os estáis dando cuenta de lo que habéis hecho esta temporada.

No eres consciente de lo que has conseguido. Sí, ganas la liga, lo celebras en Subiza y te vas de cena. Lo celebras, pero no te das cuenta de lo que has conseguido. Tienen que pasar semanas y meses para darte cuenta. Y aún habrá gente que no sea consciente. Sobre todo los jóvenes, que pensarán: “qué fácil es esto”. Los que llevamos tiempo en esto sabemos que es muy difícil y lo valoramos mucho. No todo el mundo queda campeón… Ahora hay que disfrutarlo.

Por delante de los dos grandes favoritos.

Este año era el más fácil, sin duda. Sin equipos como Tudelano, Peña Sport o Izarra. Pero no creo que hubiera tanta diferencia entre nosotros y Txantrea o Pamplona, por ejemplo. Quizás hayamos sido más regulares y, sobre todo, hemos encajado muy pocos goles. A mitad de temporada, el Cirbonero nos pasaba 12 puntos y conseguimos ocho victorias seguidas. En esos ocho partidos pasamos de estar 12 puntos por debajo a pasarles 11…

Aún así, siempre hay críticas. Que si sois muy defensivos, que si siempre a la contra…

Los que más y primero defienden en el equipo son los delanteros. Esa es nuestra filosofía y no nos ha ido mal. Al final, el jugador es feliz cuando gana. La semana se hace más alegre cuando has ganado el fin de semana. Es verdad que la gente de fuera se queja y dice que vamos siempre al 0-0 y que no jugamos a nada. Lo cierto es que hasta ahora no ha salido mal.

¿No crees que es sencillo que surjan dudas sobre el juego cuando los resultados no acompañen?

Está claro que cuando las cosas no vayan bien es cuando saldrán los trapos sucios. Pero es muy difícil que eso surja en el vestuario. El equipo tiene muchas ganas de competir, hemos estado en alguna situación mala, con cinco partidos sin ganar, y el vestuario ha respondido y seguía trabajando. Y todo eso es gracias a Bebeto.

¿Cuál es el mejor equipo en el que has militado?

Yo te diría que el de este año, que hemos quedado campeones. Pero el tercer año del Iruña fue muy bueno también. Era un equipazo. Y también el del primer año en Tercera en San Juan: Armendáriz, Beñat, Rives (el mayor), Soria, Sandúa, Aritz, Benji, Eslava, Koldo… teníamos un equipillo bueno.

¿Y el mejor jugador con el que has jugado?

Es muy difícil. Diría David Aznar. También he jugado con Armendáriz, Úriz, Beñat, Aritz… todos muy buenos, pero sí me quedaría con Aznar.

¿El mejor rival?

Compostela.

¿Y el mejor jugador al que te has enfrentado?

(Rato pensando). Eneko Viana. Cada vez que venía a San Juan nos hacía un ocho. Nos ganaba casi siempre él solo. Y por lo poco que he tratado con él, siempre me ha parecido buen tío.

¿Cuál es el mejor estadio en el que has jugado?

Mejor estadio: Anoeta, Son Moix… en División de Honor. También guardo muy buen recuerdo de Montilivi, que fuimos con la Mutilvera en la Fase de Ascenso. La hierba estaba cortada al ras y me causó muy buena sensación. San Lázaro también.

¿En Osasuna División de Honor tendríais también buen equipo?

Seguro, Fran Moreno, David Lázaro, Jon Erice, Sergio Galán, Miguel Ainzúa, Santamaría, Zabalza, Asier Ruiz, Calvo… Equipazo. Aquel año nos salimos jugando. Es el año que mejor recuerdo tengo de lo bien que jugábamos a fútbol.

¿Cuál es el mejor compañero que has tenido?

Eslava, con él he hecho mucha amistad. A Larraburu también le tengo mucho cariño. Yo era un crío cuando llegué al Iruña y siempre estaba pendiente de mí. También tengo mucho cariño a Lusarreta, a Jaime… a todos los de ahora en general.

¿Cuáles son tus mejores y tus peores recuerdos de estos años en el fútbol?

El mejor recuerdo lo guardo de este año, sin duda, que hemos sido campeones. El peor recuerdo, la temporada de la Mutilvera. Estuve más a disgusto, aunque no me quitó las ganas de seguir. También lo pasé mal el primer año de juvenil en Osasuna, me costó.

Nada tiene que ver con esto pero, ¿qué preferíais: tener que viajar a La Rioja o el grupo tal y como está?

Sólo he jugado en campos como los de Varea o Pradejón. No estaban los Alfaro, Calahorra, Mirandés… Así que prefiero la Navarra tal y como está ahora. Aunque tampoco me disgustan los desplazamientos. Te pones a jugar al pinchazo y fuera. Cuando llegué, Jorge Armendáriz nos lo inculcó y ahí seguíamos. Ahora los más chavales también le pegan más al póker. Se traen el maletín hasta a las cenas…

¿Se nos queda algo en el tintero?

Sí, yo quería agradecer a directivos, entrenadores, jugadores… a todo el mundo en San Juan por el trato y cariño que he recibido. He tenido una despedida inolvidable. He estado muy a gusto y feliz. Me sacaron a hombros, me llevaron a la piscina… fue increíble. Luego en la cena me dieron una placa…Me hicieron sentir muy a gusto en mi despedida.

Así, con estas palabras de agradecimiento, terminó Rubén Pellicer este rato de charla amistosa.

Íntimo con Rubén Pellicer.

En qué trabajas: Contable en el Hotel ABBA Reino de Navarra.

Defínete como jugador: Mi mayor virtud era la velocidad, aunque tampoco era cojo con el balón en los pies.

Defínete como persona: Alegre, simpático y amigable.

Define a tu entrenador: Trabajador, exigente, conoce bien la Tercera y sabe llevar muy bien un vestuario.

Jugador más serio del San Juan: Iker Pérez. Pero no creo que sea especialmente serio. Es de los más jóvenes y es algo tímido.

Jugador más divertido del San Juan: Lusarreta.

Supersticiones: Ninguna.

¿Qué te llevarías a una isla desierta?: ¿Me podría llevar a todo el equipo?

Un jugador referencia: Mi primer ídolo fue Urban. Me acuerdo también de Van Basten y Laudrup.

Un equipo: Osasuna. Primero soy de Osasuna y luego soy simpatizante del Barcelona.

Mejor jugador del mundo: Messi.

Un pensamiento en “Pellicer Cuelga las Botas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.