«Todavía no se sabe cuándo vamos a poder competir presencialmente»

Empezamos la semana con una entrevista a Jesús y Raquel González. Padre e hija que forman parte de la Sección de Taekwondo. Valoran el estado de confinamiento, cómo lo han vivido y cuáles son sus expectativas para la desescalada y más allá de este periodo de tiempo.

¿Cómo has vivido estos dos meses de confinamiento? ¿Cuál ha sido tu rutina de entrenamiento? ¿A partir de ahora cuál va a ser?

«La verdad es que confinamiento no he tenido. Únicamente los fines de semana y durante la Semana Santa, dado que mi trabajo es el transporte de mercancía. Así que los primeros 15 días me los cogí como un pequeño descanso porque el trabajo nos aumentó muchísimo. Al ver que el estado de alarma lo prolongaban por primera vez ya empecé a retomar un poco los entrenamientos de potencia y velocidad. Usaba cajas de leche y gomas elásticas que tenia por casa. Y por supuesto, elasticidad, que es la base de nuestro deporte. Ahora ya que estamos en desecalada, me estoy dedicando más al running», afirma Jesús.

Por su parte, Raquel decía: «Yo he estado un poco agobiada, sobretodo al principio; por no poder salir de casa, ni poder entrenar algo. Pero luego me he ido acostumbrando a entrenar lo que se puede en casa. Mi rutina de entrenamiento se ha basado en cosas para mejorar de cara a los campeonatos próximos y a los campeonatos online realizados durante el confinamiento, que han sido en este último mes. He participado en dos de los tres campeonatos online que se han hecho… A partir de ahora, ya que tenemos más libertad por así decirlo, a la hora de hacer deporte salgo un poco a correr, estirar y hacer flexibilidad, que nunca viene mal tener flexibilidad de más».

¿Qué reto te planteas ahora?

«Pues como reto personal me planteo mejorar poco a poco, ya que tenemos tiempo para los próximos campeonatos. Mejorar tanto elasticidad como fuerza, posiciones, ritmos, etc. Quiero poder mejorar en las competiciones próximas tanto a nivel personal, es decir, para sentirme mejor de lo que me siento realizando los poomsae y el Freestyle, la categoría en la que compito también en las competiciones presenciales», explica Raquel.

¿Qué ha sido más difícil, mantener el estado físico o el anímico?

Explica Jesús: «A mi personalmente me está costando mas el físico, puesto que el anímico al estar trabajando unas 11-12 horas fuera de casa, lo llevo mejor. Pero el físico me cuesta más puesto que después de tantas horas de trabajo, cuesta llegar a casa y ponerte las zapatillas y empezar a correr. Pero al final también me sirve para desconectar del trabajo… Aunque lo que mejor llevo es el «ratito» que paso con los vecinos a las 20 horas. Salimos a aplaudir y a los 5 minutos tenemos a nuestros animadores del barrio. Hay un Dj que pone la música que le pedimos entre todos los vecinos y vecinas. Ésto me sirve para desconectar, tanto del trabajo como del deporte. Es mi momento».

En cuanto a Raquel, ella dice: «Para mi ha sido más difícil mantener el estado anímico. No estaba acostumbrada a estar tanto tiempo metida en casa, ya que normalmente soy una chica muy activa, que no para quieta y que necesita estar en movimiento constantemente. Al estar en un espacio reducido como es una casa o un piso, sentía que estaba oprimida. El estado físico, aunque no pudiese correr, puedo hacer muchas otras cosas como sentadillas, flexiones, abdominales, flexibilidad, posiciones, patadas… E incluso prepararme por si el año que viene me puedo presentar al examen de Segundo DAN».

De cara a la próxima temporada, ¿qué es lo que esperas?

«De cara a la próxima temporada espero seguir con los ánimos que tengo ahora y darlo todo en los entrenamientos. Que pueda ir a entrenar e intentar competir en el máximo de campeonatos posibles. Buscaré mejorar las marcas de los campeonatos presenciales a los que he ido este año, como el Campeonato de España por Clubes, en el que obtuve plata en Freestyle individual y el bronce junto a mi padre, Jesús, en parejas Freestyle. También al Campeonato Open de Madrid en el que obtuve la medalla de bronce en Freestyle individual y al Open de Ribeira en Galicia, en el que también obtuve el bronce en Freestyle individual. Voy a dar el 100% e intentaré clasificarme para ir al Campeonato de Europa de Freestyle», asegura Raquel.

Por último, dice su padre: «Pues es muy complicado pensarlo ahora mismo, porque todavía no se sabe cuándo vamos a poder competir presencialmente. Estamos hablando de un deporte en el que se junta mucha gente entre competidores, árbitros, coach, etc. Además en un espacio muy reducido, pero de momento seguiremos trabajando duro. Cuando nos vayan despejando estas pequeñas incógnitas, veremos para dónde iremos tirando, pero siempre dando el 100%. Eso está claro», concluye.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.